Culturas y minorías en Israel





Los Israelíes menos conocidos.
Un dato poco difundido es que, más del 25% de los ciudadanos Israelíes son minorías nacionales. El Estado de Israel, único estado del pueblo judío, cobija más de 22 minorías nacionales y siete religiones monoteístas. Cada una de estas minorías tiene sus raíces profundamente arraigadas a la Tierra Santa y mantienen viva su historia y su acervo cultural.
Los invitamos a conocer sus usos y sus costumbres, su gente, sus ciudades y aldeas, sus casas.
La Galilea, la zona norte de Israel, concentra el mayor número de poblaciones minoritarias. Los seguidores del Bahai, la religión más “joven” de la región, han establecido su Templo, su Biblioteca, su Casa de Justicia en los famosos Jardines Bahai en la ciudad de Haifa y su Santuario en la residencia misma del profeta Baha Allalla, en Acre. Si seguimos por las alturas del Carmel, de la Alta Galilea y del Golán encontraremos a la minoría Druza o, en su propio idioma los “AlMaWaJadon” (los elegidos), que mantienen en riguroso secreto, su religión. La minoría Druza no tiene aspiraciones nacionales; una de sus leyes dicta a sus correligionarios ser siempre fiel al estado en el cual habitan.
La minoría más representativa, en número y en importancia, son los árabes israelíes. Las ciudades y las aldeas árabes conservan, a lo largo de todo el país, sus características orientales. Mientras que en las ciudades mixtas como Haifa, Acre, Nazaret, Yafo, Ramle, Jerusalén, etc., árabes y judíos comparten la convivencia diaria, conviertiendo la utopía en una realidad cotidiana.
En el sur de Israel los Beduinos siguen siendo los “dueños del desierto”. Hasta hace muy poco tiempo nómades hoy, establecidos en ciudades, siguen manteniendo parte de sus ancestrales tradiciones.
Tampoco la mayoría judía en Israel es homogénea; la población judía cuenta con una variedad cultural muy amplia. La urbanidad de la moderna Tel Aviv difiere abismalmente de su vecina, la religiosa ciudad de Bnei Berak. Safed, la ciudad mística y espiritual del judaísmo desde el siglo XV, contrasta con el desarrollo agro-tecnológico de los kibutzim que la circundan. 
Jerusalén es quizás el microcosmos que refleja la variedad israelí. La Ciudad Antigua de Jerusalén con sus sólo 1000 metros cuadrados de superficie, acoge más de 30,000 personas entre ellos creyentes católicos, armenios, etíopes, cópticos, ortodoxos griegos, ortodoxos rusos, protestantes, luteranos, judíos ortodoxos, judíos laicos, musulmanes sunitas, musulmanes shihítas, druzos, gitanos y muchos más. 
Los invitamos a conocer otro aspecto de Israel 2010.