La gastronomía en Israel

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La cocina israelí es una de las más eclécticas del mundo! 

Está compuesta de infinidad de sabores étnicos, desde la amplia mesa mediterránea con gustos balcánicos (cocina turca, griega, búlgara), norafricanos (cocina marrroquí, tunisina, argelina), la cocina italiana y francesa y la propia del medio oriente (la cocina sirio-libanesa, egipcia). Gracias al crisol de diásporas aquí reunido se han incorporado también aromas de lejanos horizontes como la cocina persa, la iraní, la yemenita, gustos centro-europeos como el rumano, el ruso y el austríaco sin olvidar el aporte del nuevo continente con aportes de la cocina mejicana y argentina.

La diversidad de la cocina israelí se debe a las distintas influencias culturales que la componen y a la densidad territorial: la gastronomía israelí moderna conserva la tradición de los países de origen y suma la picardía israelí convirtiéndola en un ejemplo de cocina fussion de primera calidad.

Tradicionalmente podemos hablar de una cocina askenazí (con sus raíces en Europa oriental) y de una cocina mizrahí (similar a la cocina árabe y norafricana).

Los platos más populares de la mesa askenazí son los kneidlej, shnitzel, guefilte fish, borsht, kreplej, tzimes, chulunt, kugel, hígado picado y más. 

Mientras que los platos de la cocina sefardí u oriental que han ganado mayor popularidad son el cuscús, el mafrum, kibbe, sambusac, malawach, gundi, sofrito, el pescado picante chraime y las famosas burekas importadas de los Balcanes. 

Todos estos "inmigrantes" no han desplazado a la excelente cocina local árabe con su falafel, humus, tehina con ensaladas frescas del huerto, carnosas aceitunas y el pan redondo y chato - la pita. Los amantes de la carne podran gozar de un jugoso shishlik y una shawarma. 

La globalización ha traído con ella el sushi japonés, la cocina hindú, los platos chinos, la barbacoa sajona y el fast food... Todos ellos forman parte del escenario gastronómico urbano israelí de hoy. 

Israel cuenta con una cocina kasher refinada; los restaurantes kasher en Israel han llegado a alternativas creativas que sobrellevan las restricciones de las leyes del kashrut. Así los chefs de hoteles y restaurantes, han creado el "cuisine israelí kasher" platos originales basados en los métodos franco-suizos de cocinar, utilizando los productos locales. 

Hay en Israel cientos de restaurantes de cocina internacional no kasher y quién busque gustos conocidos de casa los encontrará tambien.

 

Comidas Rápidas en Israel:

La comida rápida del Medio Oriente no ha perdido nunca su popularidad. De hecho, muchos de los alimentos servidos hace cinco milenios continúan siendo ofrecidos hoy en día en casi todas las ciudades y poblaciones de Israel, en los puestos callejeros:

El "Shawarma", delgadas lonchas de sabrosa carne de cordero sazonada, que gira en un espeto vertical frente al fuego.

El "Shishlik", trozos de carne de cordero o vacuno ensartados en un pincho de madera o metal y asados al carbón. 

El "Falafel", bolitas fritas y picantes de garbanzos machacados. 

El "Sambusak", una empanada rellena de pasta de garbanzos con cebolla.

La "Shakshuka", huevos cocinados en una condimentada mezcla de tomates, cebolla y ajo.

 

Recetas israelíes


Falafel

Ingredientes
250 gramos de garbanzos secos, 1 cebolla morada, 2 dientes de ajo, cilantro y perejil fresco (al gusto), 1 c/c de comino molido, ½ c/c de canela en polvo, 1 c/c de pimienta negra recién molida, 1 c/c de pimentón picante (o agridulce), 1 c/c de levadura en polvo, 1 c/p de harina de garbanzos y la suficiente para el rebozado, 1 c/c de sal y aceite para freír.

Elaboración
Las cantidades de las especias son variables al gusto del comensal, pues en este campo los gustos son muy personales. Los garbanzos deberás ponerlos en remojo unas 24 horas, antes de hacer uso de ellos deben estar tiernos, pues se trituran sin cocer. Cuando estén tiernos escúrrelos y retírales la piel, aunque si trituras bien puede no notarse.

Nosotros trituramos en la trituradora, primero los garbanzos, añadimos la cebolla, los ajos y vuelta a triturar. Finalmente se añade el resto de ingredientes, se mezcla bien y se pasa el preparado del falafel a un cuenco para dejarlo reposar en el frigorífico una hora o dos.

Pasado este tiempo empieza a formar el falafel, puedes hacer bolas, hamburguesas o croquetas. Cuando les hayas dado forma reboza con la harina de garbanzo y fríe en abundante aceite hasta que esté dorado y crujiente. Al retirar el falafel de la sartén, pósala sobre papel absorbente para desechar el exceso de aceite


Kube\Kippe\Quipe frito

Corteza externa:
1 / 2 taza de Trigo fino
1 / 2 lbs de carne de cordero o res molida (1ra)
1 taza de cebolla roja finamente picada o rallada
1 / 2 cdta de malagueta
1 / 2 cdta de orégano
1 / 2 cdta de pimienta negra
sal
1 cda de aceite de oliva

Relleno
1 cucharada de aceite de oliva
1 / 2 taza carne de cordero o res molida
1 / 4 taza de cebolla picada
1 / 2 cda de piñones
1 / 2 cda de almendras
1 / 4 cdta de malgueta molida
1 / 4 cdta de orégano
1 / 2 cda de hojas de menta finamente picado
pimienta
sal
Preparacion:
Poner el trigo en un bowl con agua fria. Mantenga durante unos 15 minutos. Escurra y enjuague con agua fría, y apretar bien para eliminar la humedad.

El relleno: – Calentar el aceite en una sartén, agregue la cebolla y cocine hasta que esten suaves, agregar los piñones y las almendras y cocine hasta que empiecen a dorarse. Añadir la sal y carne y deje cocer bien todo. Retire de la estufa y agregue las hojas de menta bien picaditas y reserve.
La corteza externa:
Añadir la carne, cebolla picada, el aceite de oliva y las especias en un bowl grande y mezcle bien para combinar. Añadir un poco de agua si es necesario.

Cuando este consistente esa mezcla empezar a hacer la corteza en forma de bolas, esto hará alrededor de 8 bolas grandes. Introduzca el pulgar para hacer un hueco en el medio, colocar el relleno en el hueco y terminar las bolas y darle la forma pelotas de futbol americano para que el relleno esté completamente cubierto.

Luego freimos en abundante aceite y servimos inmediatamente

 

Kreplaj

Masa
2 tazas de harina

1/2 cdita de sal
2 huevos

3 cdas de aceite común (puede ser canola, girasol, soya)

2 cdas de agua tibia (de las cucharas de sopa)

Colocar la harina y la sal en un recipiente, agregar los huevos, el aceite y agua y amasar hasta que se forme una masa suave. Puede ser que necesite más agua o más harina, eso lo verán ustedes a media que estén con las manos en la masa.

También pueden colocar todos los ingredientes en la procesadora y procesar con la cuchilla de amasar hasta que se forme un bollo que se despega de las paredes del bol. Dejar descansar 30 minutos

Relleno 

1 cebolla pequeña, pelada
1 taza de carne picada en trozos y cocida (la coloca en un sartén con una cucharada de aceite y la cocina allí por unos minutos).
1 huevo
1 cucharadita de sal

una pizca de pimienta

Colocar todo junto en la procesadora hasta que todo quede molido (unos 5 segundos). La intención es que quede granulado no que se forme una pasta.

Armado

Estirar la masa en una superficie enharinada, hasta que quede fina. Cortar en círculos de 3 cm de diámetro.
Colocar el relleno en el medio y armar de acuerdo a la figura.

Hervidos
Colocarlos en agua hervida con sal. Sumergir los Kreplaj y hervir hasta que floten arriba.
Fritos
Colocar los kreplaj en una olla con aceite y fritar hasta que estén dorados de ambos lados.